Living

Mesas de centro

En la actualidad, el salón representa un espacio multifuncional: lo utilizamos para relajarnos en el sofá, para leer un libro, para mirar una película… En estos casos, las mesas de centro realzan el estilo y, al mismo tiempo, ofrecen una superficie de apoyo funcional. Clásica, tallada a mano, una mesa de centro baja transmite elegancia inmediata y es un clásico perfecto que armoniza incluso con una decoración minimalista moderna. Seguramente, la madera es el material ideal para crear calidez, siempre que se elija una esencia que se adapte al resto del ambiente. Las mesas de centro modernas o de diseño representan un aliado incluso más funcional cuando son extensibles, especialmente los modelos con cajones y compartimientos para tener todo ordenado y a mano. Las mesas de centro, también llamadas mesas de café, no pueden faltar en ningún salón que se respete.

Pero, ¿cómo elegir la mesa de centro ideal?

Antes que nada, piense cómo quiere utilizarla y en su tamaño, porque la estética es importante pero no es lo único. Las mesas de centro bajas deben ser de la misma altura de los asientos que la rodean. También se debe dejar suficiente espacio entre el sofá y la mesa para poder moverse sin inconvenientes.

Cuando el espacio es pequeño pero de todas maneras quiere asegurarse funcionalidad, es recomendable elegir una mesa de centro redonda. Sin embargo, son muchas las formas disponibles: rectangulares, cuadradas, ovaladas, moldeadas… ¡el objetivo es lograr la armonía!

El color es otro factor que se debe tener en cuenta en el momento de elegir una mesa de centro ideal. Si prevalece un color claro o neutro en el sofá y el resto del mobiliario -¡sin olvidarse de las paredes!- sería recomendable escoger una mesa de centro de color que corte el ritmo cromático.

Las mesas de centro Dialma Brown

Nuestras mesas de centro se inspiran en las épocas que dejaron huella en la historia del diseño, reinterpretadas de manera original. De este modo, nacen piezas que definen el nuevo estilo urbano, vintage o de inspiración provenzal, por ejemplo.
Bonitas y útiles, nuestras mesas de centro son diseñadas sobre todo para ser funcionales, definiendo la zona dedicada al relax y la hospitalidad. Rectangulares, hexagonales, geométricas, con ruedas y cajones o bien ovaladas, son prácticas cuando se necesita una superficie de apoyo. Pueden ser tradicionales o minimalistas como las de la fotografía.
Las mesas de centro bajas pueden ser de madera, jugar con el mármol y el hierro, disponer de cajones que aumentan su funcionalidad, e incluso pueden revelar una doble personalidad, transformándose en taburetes o en mesillas de noche.

También le podría interesar: